COMO SE PAGA?

A lo largo de las capítulos (siglos XVII y XVIII) de este sitio se hace alusión a montos de compras, de  deudas, de salarios, de ganancias, expresados en casi todos los casos en pesos y reales, en unidades monetarias. Este modo de expresión es utilizado, en ciertas ocasiones, por las necesidades de la escritura tanto en los documentos del siglo XVIII como en nuestro propio texto.

Esta forma de expresión, necesita una explicación más profunda debido a las ambigüedades que el mismo lector habrá percibido y porque la moneda, como unidad real y concreta de transacción o como unidad de referencia de los cálculos, está en el centro mismo del comercio en Oruro y en todo el  Alto Perú.

La extrema complejidad de los intercambios económicos altoperuanos se pone en evidencia cuando, a la larga serie de intercambios en los que la moneda no parece estar presente, nos vemos obligados a agregar las pruebas, también abundantes, de circulación monetaria para el pago de transacciones comerciales de escala reducida y de salarios. La complejidad no estribaría tanto en dos posibles canales paralelos de circulación de mercaderías y monedas como en que ambas  sean utilizadas simultáneamente. En diversas ocasiones se podría sugerir, invirtiendo la expresión de Meuvret, que algunos objetos o mercaderías serían considerados como « una variedad particular (de moneda) en algunos casos (más) fungible que otras3.