Salario y comida

Por qué se engancharon el capataz, los peones y los domadores?

Por 7 de las 12 personas hubo necesidad de solicitar adelantos para sí mismos, para su familia y para pagar deudas y tributos.

También se aseguraban la comida diaria y un suplemento no muy grande de ropa. Sabían que con sus años de trabajo, mientros subsistirían con su ración de capataz o de peón, sus familias podían utilizar parte de los adelantos pedidos.

Una pregunta que es necesario formularse : cuánto habrán comido esas familias con los salarios ? Según los cálculos de los albaceas del capitán Vélez, el gasto mensual promedio de mantenimiento de cada hombres desde Coquimbo hasta Cochabamba fue de 5 pesos 4 reales.

Las cuentas de Calatayud por la comida de los peones suman un promedio de 8 pesos por persona.

Los albaceas calculan que en Coquimbo con 11 pesos se compra una vaca y una fanega de harina para el alimento mensual de 3 hombres.

Si nos mantuviéramos al precio promedio dado por los albaceas de 5 pesos 4 reales veríamos que el salario mensual de los domadores alcanzaba para dar de comer a 1 a 2 personas, aparte del trabajador.

Información importantisima es dada en el cuadro siguiente  donde están anotadas las proporciones de alimentos entregados a cada peón en Chile y que permite hacer un recuento del estilo de alimentación del peón rural en el Norte Chico (o al menos de la reción concedida por su patrón, sin tomar en cuenta sus provisiones personales).

Alimentos consumidos por los arrieros en Chile, 1696, en porcentaje

Alimento

%

Cecina, charqui

10,9

Carne vacuna

10,9

Míz

16

Harina tostada

14

Bizcocho

48,2

Total

100

 

Significativamente, las proporciones son casi similares a las dadas por Carmagnani para el peón minero, 30 años más tarde en la misma región, quien anota un consumo de 74%de harina, 24,7% de charqui y 0,9% de yerba mate, mientras que en cuadro 6 se ve que la proteína animal asciende al 21,8% y las harinas al 78,2%.

 También en el cuadro 6 se encontrará un cálculo de cuánto alimento pudo comprar un peón con su salario de 9 pesos, si no utilizó este dinero en ninguna otra compra o gasto. Resalta el alto pocentaje utilizado en comprar biscocho (48,2%) que se ve confirmado por el cálculo hecho sobre el consumo de pan en la zona de Paria, donde estos mismos peones consumen mensualmente 2 pesos de pan, en zona donde el costo de la vida es menor que en Chile. Se nota entonces una baja del consumo de harinas indígenas y el aumento de pan y de bizcochos.

Los documentos originales utilizados en este texto se encuentran en el Archivo Nacional de Bolivia (Sucre) y en el Archivo Judicial de la H. Corte de Justicia de Oruro


 

Ajouter un commentaire
Code incorrect ! Essayez à nouveau