El Consejo Constitucional francés

Cómo protege el Consejo  la Constitución?

El Consejo protege la constitución por el ejercicio de control de la constitucionalidad que consiste en verificar la conformidad de las leyes y tratados internacionales en el bloque de la constitucionalidad.

El contenido del bloque de la constitucionalidad que es el conjunto de los principios y disposiciones que el parlamento debe respectar en el ejercicio de su poder legislativo, a sido progresivamente establecido por el Consejo constitucional.

En su origen, el Consejo verificaba solamente que las leyes fueran conformes a los artículos de la Constitución.

En su decisión del 16 de julio 1971, el consejo extendió el bloque de constitucionalidad a los derechos y libertades enunciados por la Declaración de los derechos del hombre y del ciudadano (DDHC) de 1789 y por el preámbulo de la Constitución de 1946 : la DDHC enuncia todos los grandes principios que fundamentan las democracias liberales (por ejemplo, la libertad, la seguridad, la libertad de expresión, la igualdad ante la ley); el preámbulo de la Constitución de 1946 evoca los principios fundamentales reconocidos por las leyes de la República (ejemplo, la libertad de asociación) y los principios económicos y sociales (ejemplo, el derecho a la salud, el derecho a la instrucción, la solidaridad nacional).

La revisión constitucional del 1ro de marzo 2005 agregó a los deberes definidos por la Carta del medio ambiente de 2004 al preámbulo de la Constitución.

El control de la constitucionalidad es obligatorio para las leyes orgánicas, los reglamentos de las asambleas y las propuestas de ley previstas en el artículo 11 de la Constitución. Para las leyes ordinarias y los tratados internacionales el control no es automático, el Consejo debe ser pedido.

En los dos casos, se efectúa a priori, es decir antes de la entrada en vigor de la ley. Cuando se considera que una ley no es conforme a uno de los principios enunciados, el consejo puede censurar esa ley en su totalidad o en parte. Puede también no censurarla pero emitir reservas de interpretación, es decir declarar conforme la ley bajo reserva de una cierta interpretación.

Desde la revisión de julio 2008, el Consejo puede controlar la conformidad de una disposición de ley que ya entró en vigor y puede, si es necesario, abrogarla, si le fue pedido por reenvio del consejo de Estado o por la Corte de Casación. Este procedimiento interviene cuando una persona, parte de un proceso, sostiene que esta disposición legislativa atenta contra los direchos y libertades garantizados por la Constitución (cuestión prioritaria de constitucionalidad).

Por la extensión del bloc de constitucionalidad y por la utilización de los métodos de control eficaces, le Consejo es el garante del Estado de derecho.

 

 

Los orígenes del Consejo constitucional

 

Francia fue, durante mucho tiempo, reacia a poner en práctica un control de constitucionalidad de las leyes, juzgado como atentatoria al ideal democrático. Esta hostilidad está anclada en la historia filosófica y política del país.

 

-        En virtud de una concepción de Rousseau de la soberanía, durante mucho tiempo se estimó que la ley, expresión de la voluntad general, no podía en ningún caso estar sometida al control de una instancia jurisdiccional.

 

-        Mas aún, existe en Francia una desconfianza histórica hacia los jueces, que se imputa generalmente al comportamiento arbitrario de los magistrados de los parlamentos del Antiguo Régimen (antes de 1789, nota de la traductora), ligados a los privilegios y que se oponían a las reformas que buscaban reducirlas (desconfianza que se traduce en el adagio: “Dios nos proteja de la equidad de los parlamentos”).

 

Esta oposición inicial chocó contra la voluntad de terminar la edificación de una Estado de derecho que necesita la puesta en acción de un control de constitucionalidad: en efecto, para que el Estado esté sometido al derecho, es necesario asegurar la primacía de la norma suprema adoptada por el pueblo.

 

Un Comité constitucional fue creado por la Constitución de 1946. Primera verdadera tentativa de corte constitucional en France, demostró ser poco eficaz (poderes limitados y muy difícil dirigirse a esa corte).

 

Cuando el Consejo constitucional es creado en 1958 por la Constitución creando la V República, no es tampoco concebido como una verdadera corte constitucional. En la mente de los constituyentes su función es asegurar el papel de “perro guardián del ejecutivo” – es decir, verificar, cuando una ley le es enviada, que el Parlamento no se introduzca en el campo de competencia del gobierno – y no de controlar la conformidad de las leyes a los derechos y libertades.

 

Yendo contra la intención de los constituyentes, El consejo  constitucional terminó por se auto consagrar como verdadera corte constitucional anulando en 1971 una ley juzgada contraria al principio de la libertad de asociación. En su decisión, apunta en efecto al Preámbulo de la Constitución al cual  da valor constitucional al mismo título que al cuerpo mismo de la Constitución.

 

 

Fuente: www.vie-publique.fr   (sitio del estado francés)

Ajouter un commentaire
Code incorrect ! Essayez à nouveau

Date de dernière mise à jour : 24/10/2014