LOS MEDIOS SE INSURGEN CONTRA LAS PALABRAS DEL PATRON DE MICROSOFT SOBRE EL SALARIO DE LAS MUJERES

 

 

Satya Nadella, presidente de Microsoft, no termina de presentar sus excusas después de una comentario particularmente torpe sobre las mujeres y los aumentos de salario. Intervenía en un evento sobre las mujeres en las nuevas tecnologías, jueves 9 de octubre en Phoenia (Arizona). Nadela dijo que las mujeres no tenían necesidad de pedir un aumento a su patrón y que debían hacer confianza al sistema para rellenar la zanja entre los sexos en materia de remuneración;

 

Esta declaración fue particularmente mal recibido, ahora que el debate es fuerte sobre la falta de diversidad racial y el poco reconocimiento de las mujeres en el seno de un medio considerado ser mas progresista que los demás.

 

Periodista y blogueros tomaron el tema y las tribunas y otros “op-ed” se multiplicaron en algunos días en la Red.

 

Para el New York Times, los torpes comentarios del cio podrían tener típicamente el efecto inverso a lo que parecía preconizar el presidente de Microsoft. El periódico interrogo a varias mujeres – profesionales en la “tech” o en otros sectores – que afirman unánimemente que ese tipo de discurso las llevaba mas bien a enarbolarlo y a pedir no solamente un aumento sino también mas responsabilidades.

 

“El descontento pone a la luz una de las mas grandes paradojas del mundo del trabajo en este país: mientras que las mujeres son cada vez mas educadas, en relación a los hombres, y se izan a niveles de carrera cada vez mas elevados, son siempre tratadas diferentemente en el trabajo, y son pagadas alrededor del 20%  menos que sus colegas masculinos.”

 

“Uno da las razones que explica este estado de cosas es que las mujeres negocian menos que los hombres, comprendido el de ser mejor pagadas. Cuando lo hacen son penalizadas, principalmente a causa de ideas preconcebidas sobre las diferencias entre los sexos que no son mas en adecuación con el papel de las mujeres en el trabajo. Se espera de los hombres que ellos hagan su propia promoción y que tomen la palabra, pero no de las mujeres.”

 

Para subrayar la complejidad del problema, el periodista explica que “los estudios dan a las mujeres mensajes contradictorios”

 

“Un estudio publicado por los estudiantes del tercer ciclo de la escuela de comercio de Carnegie Mellon University revela que las mujeres son menos susceptibles que los hombres de pedir un aumento, lo que contribuye a cavar la fosa salarial.”

 

“Al mismo tiempo, las mujeres pagan el precio de la negociación (…) Otro estudio revela que el mundo laboral penalisa mas las mujeres que los hombres que negocian su salario (…) Esas mujeres son, en efecto, precibidas como menos competentes”

 

Una situación que la salida de Satya Nadela precisamente  ilustra.

 

Steven Sinosky, asociado de los fondos de inversiones Andreessen Horowitz, ex de Mivrosoft y cronista asiduo sobre el blog de actualidades de las nuevas tecnologías ReCode, lamenta que “no se pase una semana sin que se indique los desafíos a los cuales son confrontadas las mujeres en las oficinas, particularmente en nuestra industria de nuevas tecnologías”.

 

Y se opone a Satya Nadella, subrayando que ciertas acciones, simples pero voluntarias, pueden contribuir a hacer evolucionar las mentalidad como “incitar a las mujeres a presidir las reuniones, pidiéndoles su opinión, hablarles en los pasillos o en la cantina …”

 

Para el Wall Street Journal, las palabras de Satya Nadella contienen una parte de verdad :”a menudo es mas interesante ocuparse de hacer avanzar su carrera que de intentar obtener un aumento”, escribe la cronista del cotidiano de negocios.

 

“Muchas personas poderosas jamás pidieron aumento, en parte porque su carrera avanzo suficientemente rápido par que no sea necesario.”

 

“Nadela, de 47 años y nombrado presidente este año, fue suficientemente ambicioso y tuvo suficiente logros para que posiblemente jamás haya tenido que pedir aumento; las promociones se presentaron con rapidez y quizá negocio su salario cuando su papel cambio, mas bien que pedir un aumento en medio de su misión”.

 

Sin embargo, subraya la cronista, las cifras publicadas por Microsoft sobre la representación de las mujeres en sus instancias dirigentes – solamente 17% - y sobre la diferencia de salario entre hombre y mujer en la sociedad, sugieren que “hacer un buen trabajo y esperar lo mejor no es una estrategia validad (para las mujeres)”.

 

Otro periodista del Wall Street Journal subraya, por su lado, que la fuente de las diferencias salariales entre hombres y mujeres podría situarse precisamente en la timidez de las mujeres cuando se trata de pedir un aumento. Es lamentable, estima, citando un estudio llevado a cabo por Condé Nast, porque “cuando las mujeres piden un aumento a su patrón, la gran mayoría lo consigue”.

 

Para la cronista del Financial Times, el hecho que Satya Nadella haya comparado el hecho de medir un aumento al “buen karma” hace reaccionar. “El karma no paga las facturas”, se rebela.

 

“Las mujeres sufren tradicionalmente de la ilusión que ser concienzuda, amable y paciente es la llave para obtener un alza de salario. Todo eso para ver sus pares masculinos entrar sin complejo en el escritorio del jefe para pedir ser pagado a la altura de su valor (y algunas veces, por encima).”

 

Lo que mas choca, subraya una de sus colegas, es también que Satya Nadella no se habría seguramente dirigido a una asamblea de hombres del mismo modo.

 

“El mundo de la tecnología esta un poco mejor que los otros en términos de igualdad de salarios. Las ingenieras ganan 89 centavos por cada dólar ganado por sus colegas masculinos, contra 66 centavos en la finanza y 71 centavos en el derecho, según datos recogidos por Harvard. Pero es quizá porque las ingenieras son pocas. Cinco empleados “técnicos” sobre seis en Microsoft, Google y Facebook son hombres”.

 

La agencia Bloomberg, por su lado, se intereso a la reacción de las mujeres presentes en el auditorio cuando Nadela dio su opinión. Algunas de ellas aprobaron que haya hablado, aunque torpemente, del tema. Una ingeniera de Intel felicito al patrón de Microsoft de haber tenido “el coraje” de hablar sobre el tema: “debemos dar una chance a nuestros aliados ‘masculinos’ de aprender y de crecer y de continuar alimentando el debate”. Varias se inquietaron que un tal “vuelta del fuego” contra Satya Nadella no se vuelva contra ellas y disuada a los grandes del Silicon Valley de expresarse sobre la igualdad de los sexos en el sector.

 

En ese contexto una editorialista del Seattle Times explica por qué “esta contenta que Satya Nadella haya dado ese horrible consejo a las mujeres”.

 

“Primero, en algunas horas, las palabras de Nadella se propagaron a escala nacional (…) Hay una sola explicación a ello. Todo el mundo las encontró polémicas. No solamente las mujeres. No solamente los empleados de la “teche. Todo el mundo.”

 

“Segundo, Nadella, se retracto rápido, en el total de sus palabras, y no busco excusas (…)”

 

“Tercero (…) los consejos horribles de Nadella han hecho mas por activar el debate sobre la diversidad en el trabajo que no importa qué otro incidente ocurrido en los dos últimos años.”

 

Porque, al final, “la mejor manera de toma el pulso de la colectividad es de escuchar lo que se dice sobre un tema y de compartir nuestras reacciones.”

 

 

Fuente: Les médias s’insurgent contre les propos du patron de Microsoft sur le salaire des femmes

Le Monde.fr | 13.10.2014 à 16h17 • Mis à jour le 13.10.2014 à 16h34 |

Par Audrey Fournier

 

 

 

 

Ajouter un commentaire
Code incorrect ! Essayez à nouveau

Date de dernière mise à jour : 24/10/2014