Los Protocolos de los Oligarcas de Sion

 

Los Protocolos de los Oligarcas de Sion

 Autor : Rudy Reichstadt  



Rompamos rápidamente el suspenso : este documental pretendidamente « independiente » no es sutil (es distribuido por la misma oficina irania que hizo la producción el año pasado de « El antisemita » de Dieudonne » - « humorista » francés que deslizó del izquierdismo al antisemitismo violento, nota de la traductora -  Infiltrados en todos los países occidentales, las « redes sionistas » moverían en todos lados las palancas del poder para imponer su ley para poner en acción su plan de dominación, el  “Nuevo Orden Mundial”.  El “Sionismo”, ideología mortífera por la cual la « Oligarquía » extendería su reino sobre el mundo, se emplearía en efecto a explotar los acontecimientos de la Segunda Guerra mundial para fines políticos jugando cínicamente con la mala conciencia  de los europeos y se prohíben toda discusión sobre la realidad de la Shoah. Vanguardia de este imperialismo depredador, el estado de Israel amenazaría, él solo,  todo el equilibrio del planeta.

«La Oligarquía y el Sionismo»  hace intervenir, sin que lo sepan, a algunos de los que encarnarían la elite madita :  Jacques Attali, Bernard Henri Lévy, Barack Obama…  Pero son los entrevistadores de estas personalidades muy conocidad de la comploesfera que dan su hilo conductor al documental : Thierry Meyssan, Alain Soral, Jacob Cohen, Gilad Atzmon y Webster Tarpley.

Las vulgatas anticapitalistas (la condena de los « banksters », de Wall Street, de  la « especulación financiera ») y populistas (las « elites mundializadas », « la oligarquía ») no tienen otra función aquí que hacer pasar en contrabando un discurso complotista radical. Reposando todo sobre una reformulación sincrética del mito del complot judío mundial (con el eufemismo que conviene a la sensibilidad de la época: no se dirá más “judío” pero “sionista”), la película de Béatrice Pignède  para contestar ya a la acusación de  antisemitismo que podría serle hecho, hace intervenir autores de origen judío y/o de nacionalidad israelí como Jacob Cohen y Galid Atzmon pero sobre todo a  Shlomo Sand, el autor del best-seller Comment le peuple juif fut inventé ? (Fayard, 2008).

No nos equivoquemos : el « antisionismo » reivindicado por Béatrice Pignède no tiene nada que ver con la crítica de una política coyuntural, la de los gobiernos que se sucedieron a la cabeza del estado de Israel. No se trata de un anti colonialismo que sería satisfecho por la retirada de Israel de los territorios ocupados al final de la guerra de los Seis días  y a la creación del estado palestino.  No viene tampoco de un internacionalismo que vería sospechoso, por principio, todo movimiento nacional, venga de donde venga. El antisionismo aquí  reivindicado va más allá de la protesta contra la legitimidad del estado de Israel. El fantasma de la existencia de un “poder sionista mundial” que constituiría el único obstáculo a la paz en el mundo y a la reconciliación de la humanidad entera.

Este antisionismo metafísico, demonológico, no pretende combatir un movimiento nacional – el sionismo – comprendido en la diversidad de sus expresiones históricas, pero una hidra maléfica que tira los hilos, en la sombra, del mundo. Proyectando sobre los “Sionistas” los tradicionales estereotipos negativos asignados a los judíos – “conocidos” por ser “ricos”, “cosmopolitas”, “elitistas”, “etnocentristas”, “subversivos”, “intrigantes”, “belicosos”... - , este antisionismo no es más que un antisemitismo por procuración? Debe sorprendernos que  haya personalidades  judías que la caucionen ?

Béatrice Pignède no oculta su adhesión a la tesis de un complot “sionista” mundial. El año pasado ella compartía en su página Facebook un esquema presentando el “Lobby sionista israelí” como el gran titiritero de los gobiernos occidentales y de la ONU, acompañado de un comentario en inglés que comenzaba por estas palabras:”El Sionismo es la principal causa de las guerras y de los asesinatos”.

 

 

 

 

En compañía de Robert Faurisson (rabioso « historiador » revisionista, nota de la traductora) y Dieudonné,  Béatrice Pignède  fue  en febrero de 2012 al Festival Internacional del Cine de Teheran. Allí presentó su anterior documental, «Main basse sur la mémoire» (que podríamos traducir por « apropiación de la memoriaé, nota de la traductora)  acusación contra la ley Gassoy (ley del parlamento francés), reprimiendo el negacionismo en la cual ella entrevista a  Faurisson,  amigablemente presentado como «uno de los punteros de la corriente revisionista» (2). En esa ocasión ella encontró al presidente iranio, Mahmoud Ahmadinejad : inmortalizada por un foto puesta, con orgullo, en línea en el sitio de Clap36. En febrero 2013, Béatrice Pignède renovó el viaje hasta la capital irania, para participar a la «3ra Conferencia internacional sobre el   Hollywoodismo» junto con, como siempre, Dieudonné, pero también con  Thierry Meyssan, Francesco Condemi, Maria PoumierPaul-Eric Blanrue et Thomas Werlet. (El autor decripta el afiche del documental perpetrado por Zéon,otro de la galaxia Dieudonné que ha hecho varios dibujos francamente antisemitas).

 

La palabra  «SIONISME», escrito en caracteres de sangre derramada y el mustruo quimérico en el centro del dibujo evoca un mediocre film de horror. Mitad esqueleto humano mitad araña, la criatura está sobre un globo terrestre en forma de rompecabezas que atormenta con sus garras en forma de dardos amenazadores. Los dedos ganchudos de sus manos esqueléticas arrancaron una pieza del rompecabezas, el estado de Israel.

 

 El busto de la criatura está vestido de saco desgarrado al que están agregados una decena de escudos. Reconocemos los emblemas del Club Bilderberg, de la AIPAC, del Goldman Sachs, del Crif, del Rothschild, du Council on Foreign Relations, del Mossad, de la NATO, de Al Qaida y del Qatar. En los brazos del siniestro personaje reposa una hoz en cuya cuchilla está tachada la palabra “ESPECULACION”. La cabeza, cuya mandíbula está formada por dos filas horizontales de lingotes de oro forman la inscripción  «FEDERAL RESERVE», lleva una galera, usada, rodeada de una bandera israelí mezclada a la inscripción  «Wall Street».En el interior de  la cavidad nasal se ve una pequeña pirámide y en la cima  con el Ojo de Horus (símbolo del “Nuevo Orden Mundial” en la contra cultura complotista). Los gemelos son en oro: la escuadra y el compás masónicos en el izquierdo y la estrella de David en el derecho.  

 

 

 

De la película de horror, al modo de los Protocoles de los Sabios de Sion, no estamos muy lejos porque el afiche de « La oligarquía y el Sionismo » no hacen más que reciclar un clásico de la caricatura antisemita.

 

 En la comploesfera,ya se murmura que la película Béatrice Pignède es el objeto de de «presiones» buscando la censurar. En cuanto a la censura, la banda anuncio se puede ver en la Tela desde su salida el 22 de mayo. Si “La Oligarquía y el Sionismo” no encuentra un distribuidor importante, no es, simplemente porque su tufillo antisemita y paranoico  la descalifican irremediablemente?

 

Agradezco al autor la autorizacion y sus comentarios pertinentes.

Fuente :

 http://www.conspiracywatch.info 

http://www.conspiracywatch.info/Les-Protocoles-des-Oligarques-de-Sion-s-invitent-dans-vos-medias-preferes_a1065.html

Ajouter un commentaire
Code incorrect ! Essayez à nouveau

Date de dernière mise à jour : 24/10/2014